jueves, 22 de abril de 2010

Hacia nuestra identidad vocal



 Taller de aproximación a la técnica básica del canto
 y a una expresión vocal personal

Juegos interactivos para desarrollar nuestra expresión vocal cantada.
Ideal para quien desea cantar y cree no tener las condiciones para hacerlo.
Parece ser que nuestra voz es una suerte de compendio de nuestra propia historia personal. Entre las diversas variables que influyen en la calidad de nuestra expresión vocal, se encuentran experiencias de nuestra historia personal – la mayoría remitidas a nuestra primera infancia – las cuales juegan un papel fundamental en la actual expresión de nuestra personalidad.  En nuestra voz hablada tienden a manifestarse emociones no expresadas, que pueden constituir trabas a nuestra expresión creativa. Estas pueden ser desbloqueadas de forma natural a través del canto.

No importa saber cantar o tener “linda voz” para disfrutar de este cálido  encuentro grupal, en el cual vivenciarás una oportuna síntesis práctica de algunos de los aspectos más esenciales y relevantes que harán de tu canto un instrumento de alta expresión.

A través de divertidos juegos de expresión vocal y teatral accede de forma natural y espontánea al poder de la voz cantada que en ti reside, y asiste gratamente sorprendido al despliegue feliz de una de las más altas expresiones de tu potencial creativo.
 
Actividades a desarrollar:

1. Aspectos relevantes que participan en nuestra expresión cantada, abordados de forma separada, para ser integrados posteriormente.
¨       Ejercicios de respiración y apoyo diafragmático.
¨       Técnicas sencillas para la colocación y proyección de la voz
¨       Articulación de la voz
¨       Escucha y afinación
¨       Interpretación

2. Juego de roles y dinámicas de grupo
Cada emoción con su propia expresión.

3. Juegos de improvisación vocal
            No existe una voz como la tuya.

4. Interpretación de repertorio latinoamericano, religioso, folklórico, infantil y otros.
            Cantamos a la Vida

“El canto es un fin en sí mismo y constituye una de nuestras más altas expresiones de soberanía e identidad. Cuando afirmamos ‘no sé cantar’ o ‘soy desafinado’, es probable que nos estemos robando un tesoro de expresión que guarda dentro de sí mismo, un enorme potencial creativo. Cuando escogemos dejar de frotar la lámpara de nuestra laringe, pasan los años y nos volvemos insensibles a la voz del genio que dentro de ella entona cada vez más suavecito: cantaaaaa”  Levi


Dirigido a toda persona que le guste cantar, especialmente a aquellas que creen no poder hacerlo.

Duración: 8 horas
Asistencia con ropa que “cante suavemente” al cuerpo.

Incluye un Manual Básico con instrucciones, técnicas progresivas y sencillos ejercicios sistemáticos para desarrollar tu voz.
 
align=center> Control estadístico de tráfico web